6 mar. 2013

Monki y el «Mieo» 2



En su sala de cine favorita: la tan esperada segunda parte de la saga que conmueve a millones.

Próximamente no aparecerá ni en video ni en televisión.

Martes, entrada a mitad de precio. Domingos, se sortea un cucurucho extra-grande de pochoclo entre los primeros veinte espectadores.  

Terminantemente prohibido ingresar con perros, gatos, gallinas u otro animal.   

3 comentarios:

  1. ¡Eeeeeeesso!!! Yo quiero pochoclos, hummmmm!

    ResponderEliminar
  2. Pero no vale usarlos como proyectiles y tirárselos a otros espectadores, ¿eh? ☺☺

    ResponderEliminar
  3. Claro que no! Y que estén bien salados hasta que se hinchen los morros —es una alternativa a las inyecciones de colágeno, aunque no mi favorita. ;-)

    ResponderEliminar